El buen escribir no pasa de moda

3 octubre, 2017
plusadmin

La forma en que redactamos está en constante transformación, pero con la llegada de internet, smartphones y redes sociales este fenómeno natural se aceleró a una velocidad impensada. A todos -incluso los periodistas- nos da pereza escribir un mensaje de WhatsApp con los signos de interrogación correctos, mucho más cuando debemos tocar hasta tres funciones para encontrar el de apertura (¡y si es que el sistema lo incluye!). Además, tenemos a la mano los emoticones que nos ayudan a expresarnos sin siquiera mediar palabra, ¿para qué esforzarnos?

Sin embargo, ¿quién se quejó alguna vez de que un texto fuese demasiado prolijo? La sintaxis es un sistema que, en mayor o menor medida, nos resulta familiar. Sabemos que tiene reglas y que de su uso depende muchas veces el éxito de la comunicación. No nos molesta una oración mal escrita en el mensaje de un amigo pero nos ponemos un poco más exigentes cuando se trata del libro de nuestro autor favorito, los subtítulos de una película, las líneas de un curriculum vitae o las publicaciones de una empresa.

En general, nos agrada cuando la lectura nos regala pausas, intrigas y descripciones que nos erizan la piel; no queremos textos confusos o una tilde fuera de lugar que nos arruine el clima o que disminuya nuestras posibilidades como candidatos en una entrevista laboral. No somos Nostra Damus, pero estamos bastante convencidos de que la buena escritura  difícilmente pasará moda. Te dejamos a continuación 5 consejos que nos ayudan en el desafiante y grato arte de escribir:

  1. Piensa, luego escribe

Antes de empezar, ten en claro qué decir y define claramente cómo lo quieres expresar. No centres tu escritura en las palabras, sino en las ideas que quieras transmitir. Piensa: ¿Cuál es el objetivo de este texto? Y a partir de tu respuesta empieza a construirlo.

  1. No te excedas con el uso de los adverbios acabados en “-mente”.

¿Estás seguro que no puedes reemplazar afortunadamente por fortuna? Nuestro consejo: puedes escribir tantos “-mente” como quieras mientras estés creando. Esto es de gran ayuda para avanzar porque no te obliga a detenerte para buscar una frase mejor. Pero después, en la fase de revisión, fíjate cuántos de ellos puedes eliminar.

  1. No sobrecargues

No uses palabras rebuscadas o expresiones demasiado elaboradas. No es necesario que intentes demostrar cuán amplio e impresionante es tu vocabulario.

  1. Usa correctores de ortografía

Aunque la herramienta de Word es bastante funcional, ten en cuenta que no arregla todos los errores. Si no sabes cómo se usa una palabra, simplemente no la uses. Lo mismo ocurre cuando se trata de gramática.

  1. No abuses de los números

Muchas cifras en un mismo párrafo confunden al lector, lo aconsejable es distribuir los números a lo largo del texto.

Y recuerda: un buen texto se escribe sin prisa, déjalo descansar al menos una noche y revísalo a la mañana siguiente y verás cómo el proceso de edición se vuelve más simple y efectivo ¡Ánimos, no dejes nunca de escribir!